• No hay productos en el carrito.

Ilustración rápida a rotulador y lápiz de color

Os lo digo en serio: se tarda menos en hacer una ilustración como os planteo a continuación, que lo que vais a tardar en leer este texto.

Hay dos herramientas que funcionan muy bien juntas. Ya las hemos juntado más veces. Se trata del rotulador y el lápiz de color. Hay un ejercicio muy interesante que propongo a los estudiantes de Ilustración en la Escuela de Arte y es trabajar con ambas herramientas sacando de cada una de ellas lo que mejor saben hacer. El rotulador permite dar grandes áreas de color plano y permite la transparencia. El lápiz de color es ideal para detallitos y cosas finas y tiene la capacidad de ser opaco. Pues con estos ingredientes os muestro una idea para trabajar ambos materiales.

Voy a hacer una ilustración de un coche, un Cadillac, por ejemplo. Primero vamos a elegir un color base que será el rosa (se os había ocurrido también, que lo sé), y después vamos a elegir un color que le dé sombra. Para sombras tiendo a ir más hacia azules que hacia grises. De todos modos, como el rotulador es un medio transparente hemos de atender al color resultante cuando se mezclan el rosa y el azul. Esto me da a mí:

Abro paréntesis: Sobre rotuladores he escrito varios textos en los que propongo distintas técnicas, y que os enlazo por si os apetece echarles un ojo:

La idea es dar la base general con rotulador y los detalles con lápiz de color. Primero con el rotulador rosa hago la silueta principal del coche, sin preocuparme de las ruedas porque irán con rotulador negro que tapará el color que demos ahora.

El rotulador es muy rápido y seca pronto así que inmediatamente después podemos ya tomar el azul para darlo en lo que será el lateral sombrío del coche.

Sé que ahora no veis el coche por ningún lado. Las ruedas las haré con rotulador negro. En esta ocasión si es necesario que el color rosa y azul estén secos. Antes me daba igual porque se iban a mezclar igual y lo único que podría pasar es que los bordes que limitan el color azul se difuminaran un poco con el rosa si éste estuviera húmedo en el momento de aplicar el azul, pero, como digo, que ocurriera eso me daba igual. Ahora es diferente porque quiero que el negro tenga los límites bien definidos y que no se difuminen y mezclen con lo de debajo. Así va la cosa:

Ya tenemos todo lo que íbamos a hacer con el rotulador. Los podemos guardar. Es el momento de que salgan los lápices de colores al terreno de juego. Voy a usar lápiz blanco y lápices de distintos grises.

El blanco no quedará luminoso, como veis abajo se queda con poco brillo de manera que si necesitáramos un blanco más brillante podríamos reservar la zona, podríamos usar un rotulador acrílico blanco, o gouache, o recortar el blanco de un papel… ¡Será por opciones! Con los lápices de color bien afilados podemos hacer líneas, manchas y sombras que empezarán a dejarnos ver que es un coche lo que estamos haciendo.

La idea es trabajar una técnica rápida, porque esto se hace en un momento. Cierto es que hay que tener la referencia bien mirada para ir planificando dónde irán las manchas de rotulador y dónde los detalles a lápiz de color. También hay que hacer sencillas pruebas antes para ver qué rotuladores usaremos y qué lápices pero quería compartir con vosotros y vosotras que la combinación de estos materiales nos permite conseguir ilustraciones o apuntes de manera muy rápida.

Por cierto: Así es como me lo monto en clase para proponerles esta técnica a las alumnas y alumnos del Ciclo Formativo de Grado Superior en Ilustración, y a los del Ciclo Formativo de Grado Superior en Cómic, de la Escuela de Arte de Ávila (España). Toda una mesa entera para mis cosas y todavía se me queda pequeña 🙂

1 responses on "Ilustración rápida a rotulador y lápiz de color"

  1. Fantásticos los Copic. Hay alguna técnica para homogeneizar el trazo ?

Leave a Message

top

Ilustraciones by Gaia Stella