Hoy planteo un ejercicio rápido de búsqueda. Puede que tengamos éxito o no, pero eso me da igual. Siempre me ha parecido muy importante la parte de investigación. Ese momento en el que nos preguntamos “¿Y si añado…?”. Ese momento es esencial y muy importante, creo, para conocer posibilidades de los materiales, y además es muy divertido.

Lo que quiero es ver qué otros materiales pueden funcionar con el gouache (o témpera) y para ello he diseñado un sencillo personaje cuya silueta pintaré primero con gouache (un solo color, para no complicarlo de momento) y sobre la que usaré otras técnicas para añadir detalles, volúmenes, etc. todo con la intención de conocer cuál de esas parejas funcionarían mejor o permitirán más opciones para enriquecer la ilustración… o simplemente nos gusta más.

Una vez diseñada la ilustración hago muchas siluetas iguales ya que tendré que hacer muchas pruebas y habrá veces en las que me salga mal y tenga que repetir. Puede que sea la parte más tediosa pero será luego muy práctico para centrarnos en las otras herramientas que usaremos.

A continuación buscaré una pareja ideal para el gouache. Bueno, ideal no sé si será pero haremos que, al menos, se lleven bien. Probaré primero con lápiz de grafito, luego con lápices de colores, con rotuladores al alcohol y por último con rotuladores al agua.

 

Con lápiz de grafito

El lápiz de grafito, uno de los materiales más sencillos y más interesantes. A mi me encanta. Escribí un artículo sobre este material en “10 cosas que un ilustrador puede hacer con un lápiz…” y otros en los que el grafito es uno de los materiales utilizados.

El gouache es un material que puede ofrecer un aspecto muy variable ya que según la cantidad de agua que se emplee podremos tener un material muy pastoso o muy transparente. Sobre la transparencia del gouache os dejo este otro artículo “El gouache y el control de la transparencia”. En esta ocasión no usé mucha agua y ahora vamos a tener un elemento que no sé si gustará o no pero que puede ser interesante y es la textura que el gouache deja en el papel y las huellas del pincel. Esas texturas se van a evidenciar cuando usemos grafito. Fijaos:

He trabajado con lápices HB para el sombreado general y 2B para las zonas de mayor intensidad. La unión de ambos materiales me parece muy interesante. Podríamos haber cuidado más la pincelada para ayudar más al resultado final, y esto lo podemos ver el lateral derecho, en la espalda, justo bajo el brazo, donde la pincelada hacia abajo ayuda al grafito a parecer un trazo hecho con pincel. Probadlo. Este sería mi resultado:

 

Con lápiz de color

Aquí nos pasa lo mismo con la textura física del gouache en el papel que será un elemento a tener en cuenta. En esta ocasión, aunque podemos jugar con la transparencia del medio, el lápiz de color cubre más y en ocasiones conseguimos tapar la base sobre la que pintamos. En el caso anterior, con el grafito, no podíamos aumentar la intensidad porque iríamos a negro y necesitábamos grises.

Esta de arriba es la hoja de pruebas. Tenemos que decidir qué colores usar y qué efecto queremos conseguir ya que los sombreados deben tener un aspecto más transparente que otros elementos como el hocico o los pantalones. Las pruebas sirven para decidir la presión que ejerceremos, mezclas, etc. Usaré esos cinco colores que véis.

Os enlazo también otro artículo que escribí en esta web sobre lápices de colores: “Introducción general a los lápices de colores”.

 

Con rotuladores al alcohol

Sobre rotuladores al alcohol publiqué también un artículo en Domestika: “Técnicas de ilustración: una práctica para trabajar con rotuladores”. Esta herramienta es un medio transparente por lo que el color que tomemos no será el que veamos sobre el gouache. Hay que hacer pruebas para ver cuál será el color final:

Aunque el rotulador es un medio líquido, el rotulador al alcohol no interfiere en el gouache (se evaporará de inmediato) aunque éste siempre debe estar bien seco. Será muy interesante el efecto de transparencia que se consigue. El rotulador es un medio muy rápido y cómodo pero caro si queremos tener una gama amplia de colores. A ver qué os parece:

 

Con rotuladores al agua

Por último hago una cuarta prueba con rotuladores al agua. Hay rotuladores al alcohol, rotuladores acrílicos y rotuladores al agua. Hace poco dediqué un texto a esta herramienta en “Técnicas de ilustración con rotuladores de color acuarelables”.

Aquí hay que tener más cuidado porque el rotulador, que es un medio líquido, puede interactuar con el gouache y puede levantar el color. Esto pasará sobre todo si insistimos mucho con el rotulador por lo que para que no ocurra y no se mezcle debemos ser suaves y no dar muchas pasadas porque se humedecerá mucho y el gouache se activará. Mejor dejarlo en paz y sed delicados, pero probad el efecto por si os gusta. Este es mi resultado:

Estas pruebas también podemos hacerlas con pintura acrílica u otros materiales. Jugad a diseñar un personaje, plantead la silueta de base con un color, o con varios ya y probad con otros materiales a darle forma, incluir detalles, sombras, volúmenes y por el camino conoceréis más posibilidades y puede que descubráis una pareja ideal para vosotros. Love is in the air.