• No hay productos en el carrito.

Rotuladores acrílicos y un pincel

En muchas ocasiones me refiero a que una cosa son las técnicas y otra cosa son los materiales. Me resulta importante hacer referencia a ello porque creo que permite abrir más las posibilidades de los materiales. A mí por lo menos. Con un mismo material o herramientas podemos utilizar técnicas diferentes, igual que podemos elegir una técnica y emplear distintos materiales. Asociar una herramienta a un modo de usarla creo que impide la experimentación que da lugar a lenguajes gráficos diferentes, originales y personales.

Hoy voy a utilizar un material concreto: los rotuladores acrílicos. Como hago siempre recopilo aquí otros artículos que he escrito sobre rotuladores. Para empezar «Un poco de orden con los rotuladores: una útil guía de colores», para organizarnos un poco. En mi web hablo de una práctica «Técnicas de ilustración: una práctica para trabajar con rotuladores» en el que escribo sobre rotuladores al alcohol. En «Técnicas de ilustración con rotuladores de color acuarelable» me centro en rotuladores al agua. Por último, os enlazo éste «Rotuladores acrílicos: colores opacos y degradados» que os recomiendo para tener una base sobre este tipo de material que será el que use a continuación. Usaré POSCA que son los que tengo a mano y tal vez sean los más conocidos de este tipo.

La propuesta que os hago no es nada complicada y es muy divertida (a mí es que todo esto me divierte mucho). Se trata de aprovechar la cualidad líquida de la carga acrílica del rotulador para, ayudados por un pincel ligeramente húmedo, extender y mezclar el color. El rotulador acrílico combina muy bien con el lápiz de color que usaremos también al final, cuando se haya secado, para los detalles finales.

Al lío. Voy a hacer un pájaro de colores. Sobre el papel hago una serie de manchas con rotuladores de distintos colores a lo largo de lo que será el cuerpo del personaje sin que necesariamente se toquen (podría ser también, pero no quiero que se me manchen las puntas).

Como veis en las imágenes este rotulador no seca muy rápido pero no debemos entretenernos para poder arrastrar el pigmento aun húmedo con el pincel. Debemos ser rápidos. Conviene que tengamos los rotuladores preparados (agitados y destapados, por este orden) y con el pincel a mano para que no se sequen los colores.

Aquí podemos jugar también a usar menos rotulador y que el pincel esté más cargado de agua, lo que restaría intensidad y haría que los colores fueran más transparentes… No es este caso. Aquí el pincel solo lo he usado para arrastrar el color que estaba en el papel y mezclarlo un poco creando la forma básica del pájaro.

Una vez seco tomamos lápices de colores y completamos la ilustración. Ahora ya sin prisas y más tranquilos. En este caso hago el ojo, el pico, las patas, el ala, plumas…

Para las sombras uso una técnica indirecta: mancho con un rotulador gris un papel aparte y con el pincel, esta vez un poco más cargado de agua, recojo color y mancho en la ilustración para hacer la sombra arrojada en el suelo y la sombra propia del pecho. Sin mucho detalle como veis.

Cuanto más agua y menos pigmento, más transparente resultará. Podemos jugar también a que el pincel esté algo seco descargándolo antes un par de veces para generar la textura de la pincelada.

Como es fácil y rápido, al final me he hecho unos pocos en un momento. Espero que os resulte divertido a la par que útil. Como siempre, gracias por llegar hasta aquí.

7 enero, 2021

1 responses on "Rotuladores acrílicos y un pincel"

  1. Excelente uso del posca! gracias

Leave a Message