Ya he escrito en alguna otra ocasión lo interesante que es (y lo que me gusta) probar técnicas poco ortodoxas o materiales que no se suelen ver juntos, combinar técnicas distintas, etc. Y si me habéis leído más sabéis lo que me gusta juntar parejas extrañas. En este artículo propongo unir dos herramientas que generalmente no suelen coincidir, por un lado el rotulador, bien al alcohol o bien al agua, y por otro lado la técnica del estampado.

Lo más habitual para la técnica del stamping o estampado con sellos es tallar con gubias o recortar materiales específicos como linoleo, gomas de carvado, y aplicar tintas especiales o tintas de grabado. Para esta práctica propongo que usemos otros materiales que aunque no permitan muchos detalles son accesibles y asequibles a todos los bolsillos como son las espumas o goma EVA (clásico material habitual de manualidades). Es un material que veréis que admite bien el rotulador, que no lo absorbe del todo y es capaz de trasladarlo al papel a través de la estampación.

A partir de aquí podemos experimentar mucho jugando con distintas presiones, distinta cantidad de tinta, mezclar rotuladores en la propia espuma, hacer incisiones o dejar para completar después, cambiar de color, descartar la primera impresión y probar una segunda con menos tinta pero más texturada… etc.

Podemos probar después a hacer una ilustración para la que empleemos dos o más sellos que podemos combinar o mover para crear personajes iguales pero en distintas posiciones, por ejemplo. Aquí es bueno darse cuenta que el rotulador es un medio que ofrece un color transparente y eso es algo que podemos aprovechar para el diseño. Os cuento cómo he hecho la ilustración de las abejas que pongo abajo del todo de este artículo. Primero diseño al personaje «diseccionando» las distintas partes que lo componen. Recorto un bloque de goma EVA para el abdomen de la abeja y otras dos piezas para cada una de las alas. El resto lo añadiré con lápiz de color, que combina muy bien con el rotulador (ver mi otro artículo «Alianzas imprescindibles: rotuladores y lápices de colores»). Refuerzo el sello pegando la espuma a un cartón para hacer que el sello sea más rígido y que sea más fácil la estampación.

Después probamos a manchar la espuma con rotulador. Podemos probar distintos tipos de rotuladores y ver qué efectos crea, qué textura, qué cantidad de color, etc., lo que he contado más arriba. Por ejemplo, para el amarillo-naranja del abdomen de la abeja he empleado un rotulador al alcohol ya que he comprobado que me deja una mancha relativamente uniforme de color y bien perfilado (en la primera impresión), pero para las alas he preferido usar un rotulador más líquido, un rotulador acuarelable o al agua que suelta un color menos espeso. Con esto lo que consigo es dar un aspecto más «aguado» o con textura al resultado de la estampación. Lo veis abajo.

Os recomiendo que juguéis a no sacar demasiados detalles en la espuma ya que, por un lado, la goma EVA no acepta excesivos detalles, solo nos permite recortar y hacer pequeñas hendiduras o marcas y, por otro lado, creo que es mejor o más interesante que estas manchas o bloques sean muy genéricos y que sea después, con lápiz de color o de nuevo con rotulador, cuando apliquemos más detalles y personalicemos de manera diferente cada uno de los personajes. Aun así no me hagáis caso, haced lo que queráis porque es la única forma de aprender.

Os animo a que probéis a estampar con distintos materiales. Con distintas gomas, plásticos, papeles… lo que encontréis, cualquier cosa que pueda trasladar pintura al papel de manera indirecta podría valer. Vale cualquier técnica para el color, aquí os he mostrado rotulador pero podríamos usar acrílicos, gouache, acuarelas o cualquier otro material que se nos ocurra con el que podamos «pringar». Ya veréis que los efectos que podamos obtener dependerán del tipo de rotuladores, la presión que ejerzamos, el tipo de papel…

Os invito también a que visitéis mi web en la que redacté un artículo titulado «Técnicas de ilustración: Una práctica para trabajar con rotuladores» Allí cuento un proceso de trabajo para el que empleo sellos de goma también para estampar con rotulador.

3 Comentarios