• No hay productos en el carrito.

Proceso de ilustración con aplicaciones para iPad

Voy a contaros algo sobre cuatro aplicaciones para iPad que los profesores de ilustración no quieren que sepáis 😉

Hace mucho que no escribo por aquí sobre técnicas digitales así que hoy me he liado y os traigo un artículo de los largos y con muchas fotos.

Para mostraros esta propuesta no he salido del iPad. Todo ha sido realizado en la tablet con el Apple Pencil (tampoco es imprescindible el lápiz, pero los gestos en las aplicaciones son más naturales). Las aplicaciones de las que voy a hablar son Adobe Illustrator, Adobe Fresco, Procreate y Clip Studio Paint. No voy a hacer una comparativa exhaustiva. Ni quiero ni puedo. Imagino que ya hay muchas por internet. Tan solo quiero mostrar una técnica que podamos realizar a través de estas aplicaciones de pintura digital todas ellas muy conocidas por ilustradoras, ilustradores y dibujantes de cómic.

En el fondo voy a mostrar un poco una forma de trabajar, de tantas que hay. La mía, vamos. Hay muchas otras fórmulas o modos de hacer lo mismo o parecido, que es lo que hace que estas herramientas sean tan interesantes, y es que nos permiten incorporar a ellas nuestra forma de hacer las cosas, nuestro propio lenguaje gráfico, con la maravillosa ventaja de contar con la opción «deshacer» que es como la red que muchas veces necesitamos para subirnos al trapecio de la experimentación (qué bonito me ha quedado esto, oye). Pero es verdad, a veces el supuesto miedo a estropear un trabajo hace que pequemos de conservadores y evitemos dejarnos llevar. A veces. Solo a veces. Así que bienvenido sea el botón de «deshacer».

Las aplicaciones de Adobe que usaré, tanto Adobe Illustrator como Adobe Fresco tienen versión de escritorio (para ordenador) además de las versiones para iPad que usaré aquí. En la tablet esas versiones muestran el programa algo diferente pero si sabéis usarlas en un ordenador no tendréis problemas. Clip Studio Paint también tiene versión de escritorio y es muy parecido o prácticamente igual a su versión para iPad así que no notaremos diferencias. Por el contrario, Procreate solo se puede utilizar en tablet y no lo encontraréis para ordenador.

Adobe Illustrator para iPad

Os planteo en este artículo un ejercicio relativamente sencillo (es fácil decirlo cuando lo has hecho muchas veces, claro). Voy a realizar un «boceto» previo o el diseño de la ilustración con Adobe Illustrator ya que es el programa que generalmente uso para esto porque el tipo de personajes o ilustraciones que me gusta realizar son muy geométricas o basadas en formas geométricas básicas ligeramente modificadas, y me da la posibilidad de crear las ilustraciones a partir de «piezas» que conforman las partes de los personajes, lo que me resulta muy cómodo a la hora de plantear la composición, elección de tamaños, escalas, etc. Todo esto ya lo he contado más veces si sueles leerme. Si aun no has salido saturado de mis tutoriales de invito a que leas «Un proceso de diseño para la elaboración de un libro ilustrado» en el que describo cómo realizo las ilustraciones de un libro.

Estas imágenes son pantallas de Adobe Illustrator para iPad. Aquí arriba os muestro la ilustración con los colores que voy a usar. La verdad es que esta ilustración tal y como está ya me parecería un trabajo válido que dejaría así si, por ejemplo, el presupuesto del encargo no fuese lo suficientemente interesante como para continuar… Hago un paréntesis y aprovecho para comentar esto: Me parece que es bueno, si nuestra técnica nos lo permite, establecer diferentes tramos o niveles en los acabados de un trabajo de ilustración de manera que puedas darlo por acabado antes o después en función del presupuesto o el tipo de proyecto. Si hay dinero y ganas se continúa y si no se podría dejar así. También podemos dejarlo así si los requerimientos de la publicación hace que sea mejor una ilustración más clara y plana frente a los resultados que os propondré más abajo en los que se trabajarán más las texturas y volúmenes.

Os muestro aquí abajo la «radiografía» del diseño de la ilustración para que veáis las piezas que he usado para componer a los personajes. Tal y como os decía, me baso en figuras geométricas sencillas, círculos, semicírculos, rectángulos, etc, etc. que puedo mover, escalar, girar, etc, hasta dar con la composición que me interese. Es muy útil por ejemplo en este tipo de ilustraciones en el que se repite un elemento. Solo tengo que diseñar un patito para copiarlo cuatro veces más y modificar la posición de sus elementos, girarlo, reflejarlo, etc, etc…

Una vez que tengo ya el diseño, lo que haré a continuación será guardar esta ilustración (que para mí ahora es un «boceto») como imagen (en jpg por ejemplo) porque la usaré como base para continuar el trabajo con los otros tres programas de pintura digital: Adobe Fresco, Procreate y Clip Studio Paint.

Adobe Fresco para iPad

Fresco es una aplicación de dibujo digital de Adobe. Con este programa voy a crear una ilustración para la que tomaré las formas ya diseñadas y aplicaré el color a través de una textura que imitará los trazos que pudiéramos hacer con un pincel algo desgastado o con poca pintura.

El procedimiento será prácticamente el mismo en todos los programas de pintura digital que usaré. Voy a colocar la imagen que acabo de diseñar con Illustrator en una capa. Todas estas aplicaciones permiten el trabajo por capas (como Photoshop). Usaré la imagen como referencia para identificar y seleccionar las zonas y los colores. Esa capa la dejaremos bloqueada, para no moverla sin querer, y en una capa colocada justo encima será donde realizaré el trabajo de pintura digital.

Tras la creación de las capas debo seleccionar las áreas para poder pintar después en la zona concreta. Por ejemplo, en estas dos capturas de pantalla se puede ver que tengo seleccionada la parte principal del cuerpo del pato grande. Para seleccionar esa zona con Fresco debo hacerlo «a mano». Me explico: En otros programas habrá una «varita mágica» que seleccionará un área con tan solo tocar un color de dicha zona, pero con Fresco debemos hacer una selección «pintando» encima a pulso con un pincel concreto (en la imagen, en la barra de herramientas de la izquierda, el séptimo icono empezando por arriba). Esto, que a priori puede parecer un rollo, porque tenemos que repasar toda la zona que queremos seleccionar, no es tan malo si pensamos que el trazo que podemos hacer ahora no será tan frío o geométrico o tan igual al referente, porque con este pincel de selección vamos a aportar nuestro pulso y eso hace que tenga algo de carácter, lo impregnamos de algo nuestro (no todo va a ser frío y digital). Hay que ver el lado positivo de las cosas. Lo único negativo que veo es que entretiene más y esta fase es menos rápida que con las otras aplicaciones. Cuestión de gustos, ya veréis.

Una vez seleccionada una zona elijo o selecciono el color (que tomaremos de la propia imagen ya diseñada en Illustrator) y seleccionaremos aquel pincel que más nos guste. ¡Ay los pinceles! Sobre pinceles habría muchísimo que hablar. Yo de momento voy a trabajar con los que vienen con el programa que ya me parecen bastantes. La web de la aplicación ofrece también muchos pinceles que se pueden descargar. No voy a entrar ahí porque no saldría. Por si tenéis curiosidad, he utilizado un pincel que se llama “Arena del rastrillo”, es un pincel que está en el apartado “Rastrillos” de los pinceles de píxeles.

Fresco presenta tres tipos de pinceles: «pinceles de píxeles» (en mapa de bits. Los habituales, vamos), «pinceles vivos», algo así como pinceles de técnicas húmedas donde la pintura tiene vida propia, se comporta como la acuarela y va donde quiere, se mezcla…, y un tercer tipo de pinceles que son los «pinceles vectoriales».

Con el pincel elegido, el grosor y el color, nos queda lo mejor, que es realizar los trazos y jugar con la herramienta y la dirección y textura del trazo. Estas aplicaciones de dibujo digital son sensibles a la presión del lápiz así que podemos disfrutar de una experiencia muy próxima a la que pudiéramos tener con una técnica no digital.

Voy a aplicar la pintura de manera que se vea la textura que dejaría un pincel cuando está poco cargado de pintura y haré que la dirección de los trazos siga las formas de los personajes. A ver qué os parece.

Para terminar hago una capa, encima de la capa donde he pintado, que será en la que trabajaré las sombras. Las hago de la siguiente manera: Tomaré el mismo pincel que he usado antes para el color y elegiré un gris ligeramente azulado. La capa donde voy a pintar la sombra estará en modo «multiplicar» y al 40 % o 50 % de opacidad. Esto quiere decir que la capa o capas inmediatamente inferiores se trasparentarán y sus colores se añadirán visualmente a la nueva capa (así parece que, por ejemplo, la sombra en los pollitos se ve amarilla oscura cuando en realidad es eses gris pero con la transparencia parece amarillo/verde oscuro y queda más integrado).

La capa de sombra, además, la podemos hacer de manera que esté «asociada» a la capa del color (¿veis en el panel derecho, donde aparecen las capas, que esta capa de sombras está algo más metida a la derecha y con una flechita hacia abajo? Esto se consigue seleccionando la capa que queramos y activando el icono que está a la derecha en el centro, debajo del icono del ojo). Lo que hemos hecho es que cuando trabajemos en esa capa solo pintaremos sobre el área que coincide con la zona que hemos pintado en la capa de debajo y no afectará al blanco (zonas no pintadas). Esta es una función muy interesante porque podemos hacer las sombras sin preocuparnos de tener que volver a hacer las selecciones otra vez o podemos pintar las sombras sin miedo a salirnos de los límites de lo coloreado. Esto facilita el trabajo, permite una mayor rapidez y hace que podamos estar realmente pendientes de dónde se aplican las sombras y no de temas técnicos.

Procreate

Procreate es, sin duda, el programa más conocido y utilizado en el iPad por el colectivo de ilustradores e ilustradoras. Es un programa visualmente sencillo con una interfaz muy clara que esconde enormes posibilidades. Abajo podéis ver que el esquema de capas es el mismo que el realizado en Fresco: Capa de “Boceto” donde está la imagen diseñada en Illustrator bloqueada y marcada como “referencia” (cosa importante para hacer las selecciones posteriores). Después la capa de “ilustración” donde irá la pintura digital y por último la capa de “Sombras”, multiplicada sobre la pintura y con una opacidad de entre el 40 % y el 50 % (aquí abajo la sombra está desactivada y no se ve, pero en la pantalla de más abajo, si).

Aquí seleccionar las áreas a pintar es más sencillo ya que contamos con la posibilidad de hacerlo a través de la “Selección automática” que consiste en que tocamos la zona que queramos seleccionar y automáticamente se seleccionan las que sean del mismo color dentro de un área delimitada. Se puede modificar la tolerancia para que sea más o menos sensible, y se pueden ir añadiendo más áreas para, por ejemplo, seleccionar todas las zonas amarillas (todos los pollitos) a la vez. No me detengo en estas cuestiones porque hay un montón de tutoriales en internet en donde podemos encontrar cómo hacer selecciones y modificar esos valores, prefiero centrarme en el procedimiento pero si tenéis alguna duda no tengáis problema en escribirme.

Aquí abajo podéis ver una captura de pantalla en la que ya sí se ve la capa de las sombras. Para pintar las sombras a diferencia de Fresco (o al menos no sé si se podría hacer también) sí que se debe seleccionar primero la zona donde quiero aplicar la sombra, es decir, las formas de las figuras, pero en mi caso es muy sencillo porque lo que hago es seleccionar el fondo blanco y después “invierto” la selección para que pueda pintar dentro de las figuras.

El pincel que he utilizado se llama “Copperhead” y es uno de los pinceles que vienen con la aplicación en el apartado “Dibujo”.

Procreate permite grabar el vídeo del proceso de trabajo de cada ilustración desde que creamos el documento hasta que se termina. Lo dejo aquí abajo, a una velocidad más baja de como me lo ha grabado, para que veáis los pasos:

Clip Studio Paint para iPad

Clip Studio Paint (antiguo Manga Studio) es un software fundamental para los creadores de cómic. Nos ofrece muchísimas opciones y es ideal también para ilustración digital. Es un programa muy completo y muy potente que une muchas de las posibilidades de Photoshop, Illustrator e InDesign en un único programa ya que nos permite trabajar con imágenes en mapa de bits, imágenes vectorizadas y también nos permite editar páginas (en la versión EX) y editar texto. Está diseñado para crear cómics y gestionar páginas llenas de viñetas y dibujos. Requiere mucho aprendizaje porque tiene miles de opciones en todo, pero es muy interesante.

Mismo procedimiento que en las dos aplicaciones anteriores. Colocamos la imagen hecha en Illustrator en la parte inferior, sobre esta capa colocamos aquella donde vamos a pintar, que será la capa de referencia, y encima se colocará la capa para la sombra con el modo “multiplicar” con una opacidad media y ajustada a la capa inferior, para que dichas sombras solo se vean cuando pasan sobre el color de la capa inferior, como hacíamos con Fresco.

El pincel que he utilizado aquí se llama “Textured Hair-Brush” y no recuerdo si venía ya en el programa o lo descargué de la web de ClipStudio. Lo tengo en Subherramienta [Pincel] > Pintura espesa.

Clip Studio Paint también permite la grabación del trabajo en video, pero se me olvidó activar dicha opción (“Archivo” > “Timelapse…”) así que lamento no poder compartirlo aquí.


Los resultados obtenidos con los tres programas no son idénticos. No lo buscaba tampoco. Sí que quería usar pinceles similares pero no me obsesioné porque fueran idénticos. El objetivo de esta práctica consistía en mostrar una misma técnica en tres herramientas diferentes o similares, según se mire.

Mecanismo sencillo que vuelvo a resumir: boceto previo colocado como referencia (yo lo he hecho en Illustrator pero puede estar hecho a mano y fotografiado o escaneado), una capa para el color digital y otra capa (multiplicada y a menor opacidad) para sombras. A partir de ahí se pueden hacer cosas más complejas pero creo que, si queréis introduciros en este mundo de aplicaciones de ilustración digital podemos empezar por algo similar a esto e ir creciendo poco a poco.

Los aprendizajes no son rápidos y hay que echarle muchas horas. Si con las herramientas y técnicas no digitales sigo aprendiendo e investigando después de tantos años, con estas aplicaciones ni os cuento. Continúo (y así debe ser) aprendiendo día a día a través de distintos cursos como los que hice o estoy haciendo en Domestika con Ana Galvañ o Vero Navarro a quienes agradezco sus enseñanzas. En internet hay muchos cursos sobre estas aplicaciones y tutoriales que publican las propias empresas de estas aplicaciones que son muy interesantes. Seguro que hay fórmulas más sencillas o más rápidas de hacer lo mismo así que, para seguir aprendiendo, os invito a que las compartáis en los comentarios o en otros foros. Cualquier duda o consulta no tengáis problema en hacerla también por aquí o en redes sociales.

PD: Aviso a editoras y editores: A esta familia de patitos le encantaría encontrar un nido donde formar un álbum ilustrado… o lo que surja 😉 Ahí lo dejo.

0 responses on "Proceso de ilustración con aplicaciones para iPad"

Leave a Message

top

Ilustraciones by Gaia Stella