En el artículo anterior se trató la obra de Květa Pacovská hasta la publicación del libro de M. Ende “Momo”.  Es un momento de inflexión en el que comienza una manera nueva de pensar los libros y de diseñarlos en múltiples dimensiones. El propio concepto del libro cambia y se explora en todas las formas: es un objeto, un divertimento, un museo, una escuela, una forma de investigar y de aprender, de explorar más allá de los límites que marcan sus hojas. Su formación en Bellas Artes la lleva a convertir cada página en un lienzo que se resiste a resignarse a sus dos dimensiones. Los números, letras, colores, líneas y todos los elementos que utiliza comienzan a transmitir un mundo que supera lo visual, se vuelve táctil y nos sumerge en el juego de formas, personajes y líneas.

Siguiendo la cronología de Desse, 2010, si hemos visto que sus ilustraciones se enriquecen y aumentan en información y elementos, encontramos en 1983 el libro de Ilja Hurnik, “Pisnicky s fletnou”, el regreso a fondos esquematizados hasta la mínima expresión llegando en ocasiones a ser inexistentes. La línea en su forma más pura hace nuevo acto de presencia pero de forma ligera y estilizada adornada con un toque de color. Es un momento en el que aparecen sus arquetipos, sus actores, como a ella le gusta llamarlos. Se basan en formas geométricas con ojos en posición frontal que casi recuerda las formas egipcias con los hombros y brazos dibujados en posición lateral y los ojos en posición frontal.

Siguiendo este camino, ilustra en 1984 la obra de Katalin Nagyova “Jednicka z Provazku” donde todo el potencial de Pacovská se traduce en una obra icónica: un mosaico de color que trae a la memoria los cuadros de P. Mondrian y donde experimenta y muestra al público infantil los descubrimientos de las vanguardias del siglo XX. A Mondrian y sus colores primarios, sus estudios espirituales y filosóficos que buscan la simplificación y la reducción de las formas que culmina en el Neoplasticismo, nos lo muestra vistiendo a un gato flautista. La trama, los rectángulos y cuadrados, el empleo de colores primarios matizados con lápiz de color o atenuado con sus complementarios son los protagonistas. El rojo empieza a cobrar peso y se convierte en uno de sus preferidos. Resulta muy interesante la influencia de ambos artistas en obras como “Elmer, el elefante multicolor” de David McKee.

También encontramos la influencia de otro gran pintor, P. Klee. Resulta sorprendente la importancia de este autor en la ilustración por lo cercano de sus estudios en libros actuales quizá porque fue un pintor que siempre fue por libre. De Klee encontramos los colores primarios, rojo, azul y amarillo y los contrasta con secundarios como naranja, verde y rosa. Para Květa el verde simboliza la vida mientras que el rojo es la alegría. Los rojos de tono cálido forman un contraste con los verdes fríos que matiza con azules (SCHARIOTH, 1994). La influencia de P. Klee en la relación cálido-frío nos recuerda a la expresión emociones que tanto investigó el pintor y que Pacovská también quiere transmitir creando un esquema de color como elemento básico en la comunicación con el espectador. Sus personajes transmiten informaciones de sí mismos y de sus personalidades a través del color que visten.

El color es seguido por su estudio de las formas. Empieza con formas simples: círculos, triángulos, rectángulos, cuadrados que se superponen como en sus antiguos collages. Estudiar la evolución de Pacovská es como asistir a la evolución de la historia del arte en el sentido de que podemos indagar cómo sus ilustraciones se van enriqueciendo hasta llegar a un punto de inflexión a partir del cual se va desnudando y prescindiendo de elementos superfluos. El esquematismo va tomando un papel protagonista.

Toda esta investigación sobre el color y las formas lo encontramos en “Svet pohadek bratti Grimu” de 1984  (“Cuentos de los hermanos Grimm”) probablemente uno de sus mejores álbumes ilustrados. La tipografía y el diseño fue realizado por Milan Grygar que da prioridad a la ilustración y se adelanta al mundo del álbum ilustrado que comenzará su apogeo en los años 90.

De 1985 datan las ilustraciones para “Statecny cinovy vojacek” (El soldadito de plomo”) de H. Ch. Andersen. Si hay libros especiales en la historia de la literatura universal en mi opinión este es uno de ellos. Es una auténtica joya de la que se publicaron solamente 120 ejemplares (por favor que alguien reedite esta maravilla). Se trata de un lujoso volumen con ilustraciones de serigrafía en papel donde cada ilustración está firmada y numerada por la artista. En esta obra se palpa el cuidado en la confección del libro de forma absolutamente preciosista, seña de identidad de la autora, donde cada libro y cada hoja están pensados cuidadosamente.

En 1986 se publica la obra de Daniel Hevier “Nevyplazuj Jazyk nalva” donde todas las ilustraciones están realizadas en blanco y negro y anticipan el concepto del libro “Uno, cinco, muchos”. Aquí aparece ya el personaje de la media luna tan característico de la autora.

En la obra de Malovane Pisnicky “Musikanti, co delate” de 1988 cambia el formato y en lugar de estirarlo lo alarga como si de una partitura se tratase pues su temática es la música. De los colores qué puedo decir, el rojo y el verde crean una sinfonía como si de notas musicales se tratara.

Así llegamos a una “tercera etapa” (SCHARIOTH, 1994) que se inaugura con el libro ”Eins, funf, viele” con el que comienza la aventura como autora de sus propios libros de la mano de la editorial Neugebauer. (De la edición en España “Uno, cinco, muchos”, Kókinos, 2010).

Estamos en los comienzos de los años 1990 y han ocurrido muchas cosas: el muro de Berlín ha caído; Praga abandona el socialismo y se decide la escisión pacífica de Checoslovaquia y su división en la República Checa, cuya capital es Praga, y Eslovaquia; internet está creciendo por momentos y la información parece traspasar fronteras y con ellos los libros de Pacovská que empiezan a aparecer en España.

Y otro dato fundamental: ha comenzado el gran boom del álbum infantil ilustrado. Los libros pop-up, libros troquelados que ya empleó B. Munari, se convierten en una ventana abierta a nuevos mundos de imaginación. La propia Pacovská habla así de sus libros: “Mis libros pueden ser percibidos con los cinco sentidos. Algunos se leen a través del tacto: se puede sentir si la superficie de las páginas es lisa o rugosa y así influir en los pensamientos. También se puede entrar en un libro, si a uno le apetece. Y los que no deseen esforzarse mucho, sólo pueden ver las imágenes”.

Esta obra fue posible gracias a que editores como M. Neugebauer apostó por algo nuevo que con un lenguaje diferente se dirigía a un público infantil. Tras muchos esfuerzos se logró la aprobación para publicarlo y de hecho en un principio se consideró que iba a ser el primer y último libro que harían. Sin embargo, los caminos que recorren los libros son impredecibles y el público abrazó la obra vendiéndose toda la colección y recibiendo un premio en Alemania. Este éxito inició una relación con la editorial dando a luz títulos memorables sobre los colores, las formas o el alfabeto y entre ellos el poético “El pequeño rey de las flores” obra cuidada hasta el mínimo detalle con un pequeño troquelado, encuadernación cosida con hilo rojo (no podía ser de otro color) e impreso en cuatricomía con una quinta tinta plana plateada.

De estas fechas data el libro “Alfabeto”, 1996, es un libro objeto en CD_ROM que fue galardonado con numerosos premios internacionales y que fue exhibido en el Centro Pompidou en 2004.

Así llegamos a otro de mis libros preferidos “Teatro de medianoche” en el que las páginas están cortadas de forma que los niños pueden construir sus propios personajes. Las formas se convierten en actores con los que el lector construye sus propias historias y donde una luna-marca-páginas baja a jugar con los personajes por todo el libro sin peligro de perderse porque está atada al lomo con una cuerdecita. Esta joya ahora descatalogada (por favor, que se reedite también) resume el universo Pacovská hecho con colores primarios.

En su búsqueda constante por la innovación realizó una versión absolutamente magnífica del cuento de los hermanos Grimm “Caperucita roja” donde las líneas muy expresivas nos trasladan a la obra de J. Miró. Podéis ver más información en el artículo de Nina Laluna, Kveta Pacovská: del arte a la creación de libros, buscando un estilo único.

Continuando este camino también Cenicienta tiene su particular versión en 2009. Llama la atención el profuso empleo del negro que en un principio no parece un color que se emplee normalmente en libros infantiles. Sin embargo, el negro es protagonista en muchas ilustraciones y en ningún caso nos remite a tristeza o emociones negativas. Es un negro profundo, brillante que contrasta con los blancos y rojos de manera que esa ilustración sería impensable con otro tratamiento.

En 2010 realiza el libro ”Couleurs du jour” (“Los colores del día”) un inmenso desplegable donde nuevamente el negro y el rojo llevan el peso pictórico. Y es que el negro es tan importante que le dedica un libro, ”Après le Pont Noir” (“Sobre el puente negro”) del año 2014. Casi todas las ilustraciones tienen como fondo este color y el propio libro te invita a entrar en su comienzo: “Entra, entra, entra…” así nos invita la autora a participar de la experiencia de este libro lleno de ilusiones ópticas.

Debo aquí hacer un inciso respecto a los libros ya que están muy ligados a su obra como escultura y artista plástica que pudo admirarse en la exposición “Máximum Contrast” realizada en Praga de la que dejo el link.

Květa Pacovská ama los colores, los materiales y las combinaciones que puede hacer con todos ellos: “Todo material es hermoso, pero para mí el papel es el número uno porque puede doblarse, arrugarse, enderezarse, crujir, de todo se puede hacer con él”.

Pacovská es un referente universal, la contemplación de su obra ya sea escultura, pintura o ilustración nos transmuta a un universo de ilusión y esperanza, porque en sus propias palabras: “en el fondo, soy una escéptica, creo que necesito construir alegría en este mundo. Por eso creo algo que pueda enriquecer a todos a nuestro alrededor. No es una intención, sino una reacción a la vida, porque entristece tanto que complace hacer algo agradable”.

Květa Pacovská impartió clases de diseño gráfico en la Academia en Berlín desde 1992 hasta 1993. Doctora Honoris Causa en 1999 en diseño por la Universidad de Kingston, Gran Bretaña, recibió la Manzana de Oro de la Bienal Internacional de Bratislava 1983, el Gran Premio Catalonia de Barcelona 1988, el Grand Prix Allemand de Literatura Infantil, la Lettre d’Or de Franckfort, el Pinceau d’Argent de Amsterdam, el Premio Especial de Bolonia 1988, el Premio Johan Gutemberg de Leipzig en sus ediciones de 1984, 1989 y 1997, el Sankei Book Culture Award de Tokyola Deutsche Ugendliteraturpreis en 1991. En 1992 recibió el premio Hans Christian Andersen en reconocimiento a toda su obra y el Illustrad’Or 2006 de la Asociación Profesional de Ilustradores de Cataluña (APIC).

En febrero de 2019 presentó su libro Oiseaux (pájaros) del que os dejo un link de su presentación en Praga porque a sus 91 años, Květa Pacovská sigue en activo buscando, investigando, inventando con un espíritu incansable pues, como ella misma señala en este evento: si eres autor, ¡no te rindas! (Pokud jste autoři, nevzdávejte to!)

El pequeño e infinito museo de Květa Pacovská (Parte I)

 

BIBLIOGRAFÍA Y WEBGRAFÍA:

CZECHILLU, CZECH ILLUSTRATORS (2019): Květa Pacovská: Pokud jste autoři, nevzdávejte to!

DESSE, Jacques (2010) Les grands livres rouges de Kveta Pacovska

MONDRIAN, Piet (1973) “Realidad natural y realidad abstracta”. Barral Editores, S.A. Barcelona.

NINA LALUNA: “Květa Pacovská: del arte a la creación de libros, buscando un estilo único.

PACOVSKÁ,  Květa (2006) “El arte del libro ilustrado y yo”. Peonza, Revista de Literatura Infantil y Juvenil, nº 75-76, p.143.

RADIO PRAGUE INTERNACIONAL EN ESPAÑOL: “Kvéta Pacovská: la primera dama de la fantasía infantil.”

SCHARIOTH, Barbara (1994) “The Art of  Květa Pacovská”.  Michael Neugebauer, North-South Books.

SOBRINO, Javier (2013) “Květa Pacovská, un museo al alcance de la mano”.

STANTON, Phillip (2007) “La arquitecta de libros. Entrevista a  Květa Pacovská”. Cuadernos de Literatura Infantil y Juvenil (CLIJ) nº 207.

WIKIPEDIA:

Joan Miró: https://es.wikipedia.org/wiki/Joan_Mir%C3%B3

Paul Klee: https://es.wikipedia.org/wiki/Paul_Klee

Piet Mondrian: https://es.wikipedia.org/wiki/Piet_Mondrian

YOUTUBE:

Alphabet CD-ROM une oeuvre interactive

Květa Pacovská-Maximum Contrast-Prague, 2016

IMÁGENES: Si queréis encontrar más imágenes podéis encontrarlas aquí:

Katalin Nagyova “Jednicka z Provazku

Oryza Books, Antique Books and Papers: Květa Pakovská