En cuanto nos vamos introduciendo en el mundo de la ilustración y en el amplio campo de las técnicas, tarde o temprano, antes o después, llegamos al lápiz azul.

Hablamos de un lápiz que promete no molestar y desaparecer al escanear ahorrando al ilustrador la tediosa tarea de borrar el grafito que queda bajo la tinta. Esto tiene parte de verdad y parte de mentira. Tal vez su empleo quiere estar más vinculado con el histórico uso que realmente se hacía de los lápices azules en tiempos en los que la fotomecánica, la filmación de fotolitos para rotativas, etc. permitían emplear el color azul con libertad porque, con los filtros adecuados, el color azul no aparecía en la película ortocromática. Después también se ha empleado sabiendo que las fotocopiadoras no iban a sacar este color. Muy interesante por ejemplo para la edición de fanzines a la antigua usanza.

Podemos utilizar un lápiz azul cian para realizar los primeros bocetos o esquemas de un dibujo o ilustración que después va a ser entintado con rotulador o tinta china. Si este dibujo se va a escanear para aplicar el color digitalmente no sería necesario borrar este lápiz azul por lo que el ilustrador ahorra un considerable tiempo y se evita que la goma llegue incluso a eliminar intensidad de negro del rotulador. Desde luego que si se va a aplicar color a ese dibujo con acuarela o lápiz de color, por ejemplo, sí que habría que borrar ese azul (para estos casos es más recomendable entintar calcando el lápiz, es más limpio y conservamos el boceto para exposiciones, etc.).

06_pollos_boceto-lapiz-azul

Cierto es que una fotocopiadora, con el contraste adecuado, no reproduce este lápiz, pero el escáner si, por lo que lo que voy a mostraros es una técnica para hacer que ese lápiz azul desaparezca por arte de Photoshop y consigamos una ilustración en la que no se vea el lápiz del boceto y que tenga un buen contraste de tinta.

He hecho una ilustración de dos gallinas (no sé por qué para muchos ejemplos no hago más que dibujar gallinas). Hago los bocetos con el lápiz azul como veis arriba. A continuación “entinto” la ilustración con un rotulador negro.

06_pollos-entintado1

Como decía antes, ahora no me haría falta borrar el lápiz de debajo si lo que voy a hacer es un coloreado digital.

He hecho la prueba de fotocopiarlo y, para que veáis el resultado, obtengo lo siguiente que os amplío para que apreciéis los detalles (todo depende también del tóner, tipo de fotocopiadora, etc…):

06_pollos_sin-lapiz-azu-FOTOCOPIA-1l

Como veis aquí arriba la fotocopiadora detecta muy bien el negro y hace que no se aprecie el azul, que desaparezca. Si aumento la intensidad de la fotocopiadora al final sí que sale, lógicamente, por lo que invisible del todo no es:

06_pollos_sin-lapiz-azu-FOTOCOPIA-2

Vamos con el escáner. Una vez escaneada la paso a modo de color CMYK (cuatricromía, lo habitual en artes gráficas).

06-pollopantallas_canalesCMYK

 

Lo que hay que hacer a continuación es hacer “desaparecer” el azul-cian de la ilustración. Para ello podríamos eliminar directamente el canal “Cian” del panel de Canales y después pasar la ilustración a Escala de grises y volver a dejarla en CMYK para colorear, pero se pierden algunos matices y el negro queda muy apagado (salvo que hagamos varios ajustes después).

Me resulta más fácil emplear el “Mezclador de Canales” (un panel que sale de la ruta “Imagen” > “Ajustes” > “Mezclador de canales…”). En ese panel debemos marcar la casilla “Monocromo” y ajustar los canales dando al Cian un valor de 0%, al Magenta un valor de 100%, al Amarillo un valor de 100% y al Negro un valor de 100% (la constante no la tocamos, la dejamos a cero). Con esta forma obtenemos una ilustración sin información de cian (por lo que desaparece el lápiz) y se potencia el resto de canales para conseguir un negro más intenso.

06-pollopantallas_canales

Al finalizar convertimos la ilustración a modo de color “Escala de grises” para que nos deje volver a convertirla en CMYK para poder colorear (necesitamos de nuevo los cuatro canales).

Aunque parezca un poco largo de explicar esto se hace en un minuto, por lo que hemos ahorrado ese tiempo en el borrado, lo que también nos ahorra goma de borrar, el riesgo de reducir la intensidad del rotulador y el riesgo también de que se nos arrugue el papel. También podemos hacerlo con un lápiz magenta (o similar) y haríamos el mismo proceso pero manipulando ese canal en lugar del Cian ¡Todo ventajas! Ahora ya disponemos de una ilustración entintada con buena intensidad y sin rastros de lápiz, lista para colorear.

06_pollos_en-color

Si os interesa el tema del color digital y el empleo de Canales, en mi web publiqué hace tiempo un texto sobre una técnica de ilustración a dos tintas en el que trabajo desde los Canales.