Me decía una ilustradora en un comentario de una publicación de instagram, que los ilustradores siempre estamos hablando de texturas. Y es verdad, sobre texturas ya hablé en el segundo artículo que escribí aquí “Dibujar con cuchilla, colorear sin pintura”. La textura, al igual que el color, las proporciones, la línea… forma parte de los elementos gráficos con los que jugamos a diario para construir historias, personajes, ambientes…

Cuando empleamos técnicas de ilustración tradicionales o no digitales las texturas están asociadas al material que empleamos y cuando elegimos hacer un trabajo con acuarela o preferimos hacerlo con pastel o gouache, estamos eligiendo también el tipo de textura que queremos que tenga nuestro trabajo.

Cuando trabajamos en digital las texturas se pueden generar a través de medios informáticos. Tratar de imitar texturas es muy complejo, nos llevaría mucho tiempo y al final puede quedar algo frío, poco expresivo y poco personal u original.

La práctica que os propongo busca generar nuestras propias texturas para aplicarlas a ilustraciones digitales. Parto de algo tan divertido y pringoso como un monotipo. Para ello extiendo con un rodillo tinta en un acetato. La tinta puede ser de grabado, óleo o gouache. Cada material nos ofrecerá distintos matices. Podemos extender la tinta de manera regular, insistir más en unas zonas que en otras, dejar más pintura en unas partes que en otras… en fin, hay infinidad de posibilidades. Después colocamos un papel encima y presionamos (aquí también podemos presionar más en unas zonas que en otras, etc, etc…).

09_monotipo-rodillo-entintado

Al retirar el papel tenemos un monotipo, una textura en un papel que una vez seco podemos escanear para trasladar esa textura a una ilustración generada a través del ordenador, por ejemplo. Podríamos jugar con los colores aunque las últimas texturas que he hecho a través de esta técnica las he realizado en negro ya que el ordenador me permite después modificar el color.

Hago un paréntesis antes de seguir con lo digital: Si seguimos con esta técnica podemos crear interesantes ilustraciones a partir del collage creado con trozos de monotipos, como os muestro en la imagen inferior. Es muy divertido.

09_monotipo-collage-tren

Ya sabéis que al final todo se puede digitalizar después y podemos modificar lo que queramos, pero trabajar con cuchilla y mancharnos los dedos tiene algo de especial ¿no creéis?

Bueno, sigo con la técnica digital. Antes de recortar esos monotipos que véis en la imagen los he escaneado y los guardo para poderlos utilizar en ilustraciones digitales. Os muestro una a modo de ejemplo. Con Illustrator he creado la silueta de un caballo. Me la llevo a Photoshop (también podría haber hecho el dibujo con Photoshop, pero se me da peor) y selecciono el interior de la silueta para hacer que la textura, que tengo en una capa, tenga también dicha forma. Hago otra capa más para aplicar un color plano y juego con los modos de fusión de la capas de la textura para generar distintos modos de interacción entre ésta y el color de debajo.

Tras llevar el dibujo a Photoshop, se añade una capa con la textura que hemos escaneado.
Tras llevar el dibujo a Photoshop, se añade una capa con la textura que hemos escaneado.
Se aplica un color de base en otra capa. A la derecha se ve cómo se verían las tres capas: línea, textura y color
Se aplica un color de base en otra capa. A la derecha se ve cómo se verían las tres capas: línea, textura y color

09_caballo-3

09_caballo-4

Estas son varias de las opciones en función del modo de fusión de la capa de la textura con la del color y suprimiendo la línea negra que, en principio, nos servía sólo para poder seleccionar el área que ocupa la textura y el color.
Estas son varias de las opciones en función del modo de fusión de la capa de la textura con la del color y suprimiendo la línea negra que, en principio, nos servía sólo para poder seleccionar el área que ocupa la textura y el color.

Como véis es muy simple pero muy efectivo y sobre todo estamos trabajando con texturas originales, únicas, para las que seguro nos habremos divertido mucho haciéndolas. A partir de aquí tomad lo que queráis. Podemos aplicar textura sólo a una parte, podemos añadir distintas texturas, podemos jugar con la opacidad, podemos aplicar color a la textura, podemos hacer tantas cosas…

 

1 Comentario