Os traigo una técnica digital rápida, para estar poco tiempo en el ordenador, que hace mucha calor… Usaré Photoshop, da igual la versión porque las herramientas que usaré son básicas, básicas. Tomaré el mismo ejemplo de la ilustración que hice aquí en mi último artículo, la cafetera moka o cafetera bialetti, por lo tanto la ilustración será muy sencilla, con un único color y líneas rectas hechas con el ratón.

Las herramientas que emplearé con Photoshop son las de «Herramienta Lazo poligonal» (L) para seleccionar las zonas en las que quiero que caiga el color. El color lo aplicaré con la «Herramienta pincel» (B) o con la «Herramienta bote de pintura» (G). Después manipularé el color de algunas zonas con la «Herramienta Sobreexponer» (O), o la «Herramienta Subexponer» (O). Y todo en una capa para hacerlo más sencillo, no necesitamos más. Será todo muy básico. (Son las que veis aquí abajo pero no tenéis por qué tenerlas en el mismo lugar ya que esta barra de Herramientas es personalizable y dependiendo de la versión estarán en un sitio o en otro).

Si conocéis Photoshop sabéis que podéis complicarlo todo mucho más, controlarlo todo mucho más y seguro que se os ocurren otras formas de hacerlo. Ahora solo pretendo hacer un mini tutorial rápido y sencillo. Será más rápido hacer la ilustración que escribir y leer este tutorial. Os lo aseguro.

Diseñaré directamente con la «Herramienta Lazo poligonal» (L). Es una herramienta sencilla a través de la cual cada vez que hacemos «clic» con el botón izquierdo crea un punto que se unirá con el siguiente por medio de una línea de puntos. Al cerrar el polígono resultante (pinchando en el primero o haciendo doble «clic») creará un área delimitada por una línea discontínua en movimiento (conocida como fila de hormigas). Mientras tenemos esta herramienta arriba podemos ver estas opciones:

Si está activo el cuadrado simple de la izquierda significa que solo podemos hacer una selección. Si está activa el segundo icono (como veis en la imagen de arriba) significa que podemos seguir haciendo selecciones que todas formarán parte de una selección común. La siguiente opción lo que hará será «restar» trozos de una selección anterior, y la cuarta opción permitirá que la selección resultante sea aquella que tienen en común dos selecciones solapadas. Puede ser difícil explicarlo. De momento nos quedamos con la segunda opción para hacer las dos selecciones siguientes:

Esta selección responde a la silueta general de la cafetera. Podría haber incluido la parte central y el asa, pero lo he dejado así para hacer esas partes de otra manera.

Mantengo la selección y elijo el color (hacemos doble «clic» en el recuadro gris que está solapado al blanco, en la parte inferior de las herramientas) y elegiré un gris medio:

Ya tengo la zona sobre la que quiero trabajar y el color, ahora me queda aplicar el color. Aquí lo haré con la «Herramienta Pincel» (B). Tomaré uno de los que vienen por defecto y con el botón izquierdo del ratón pulsado todo el tiempo, pasaré sobre la zona seleccionada. El color se quedará en esas zonas. Si no cubro todo perfecto no pasa nada. Busco cierta «textura» como base ¿lo veis?:

Sin quitar la selección continúo. Cambio el gris por uno más claro, elijo otro pincel y hago una «segunda capa» parcial, para que se vean ambas. Más o menos así.

Esta será la base de la ilustración. Lo siguiente será jugar con las herramientas sobreexponer y superponer para, eligiendo las zonas y seleccionándolas antes, poder aclara u oscurecer las zonas para ir diseñando la ilustración. Empiezo por la tapa. Selecciono la zona (me da igual salirme por arriba porque es blanco y no le afectará lo que hagamos) y con la «Herramienta Sobreexponer» pasaré por encima de dicha zona y aclarará el color.

Mientras tengamos esta herramienta, en la parte superior aparecerá una barra con distintas opciones. Veremos un selector que pone «Rango». Ahí podemos elegir si queremos que actúe en «Sombras», «Medios Tonos» e «Iluminaciones». Yo he usado la opción de «Sombras» para que no afecte al fondo blanco. También vemos la opción «Exposición» donde podemos dar más o menos intensidad a la herramienta. Probad las distintas opciones.

Podemos pasar el ratón con esta herramienta por toda la zona por igual de manera uniforme para buscar un efecto homogéneo o podemos jugar con pasar más veces por unas zonas que por otras o no cubrir toda la zona y así conseguimos más matices.

[Hago un inciso para hablaros de estas herramientas: Los iconos representan dos maneras de controlar la exposición bajo una ampliadora cuando se positiva una fotografía en blanco y negro. Con la «piruleta» (yo lo hacía con cartones) se buscaba que no se proyectara demasiada luz al papel con lo que la imagen resultante era más clara (no era «quemada» por la luz de la ampliadora). El icono de las manos que dejan un hueco servía para lo contrario: pasando la mano o manos bajo la ampliadora se tapaba lo de alrededor y se dejaba que la luz pasara por el hueco haciendo que esa zona quedase más oscura porque le da más luz. Recordad que Photoshop tiene su origen como editor fotográfico, de ahí el sentido de muchos de los iconos que vemos en el programa].

Después de aburriros con mis conocimientos sobre fotografía, seguimos con la ilustración. Ahora probaremos lo contrario, seleccionaré la zona del pitorro de la cafetera y aplicaré la «Herramienta Subexponer» (O) (La de la mano) para oscurecer ese área:

Como veis así vamos esculpiendo la cafetera sin perder la (supuesta) textura que hice, o podríamos haber aplicado al principio, con el pincel.

Es así todo el rato. Se hace muy rápido: 1) Seleccionar y 2) Sobreexponer/Subexponer la zona. Así hasta completar el diseño:

Ahora haré otras selecciones. Una para la zona centrar de unión de ambas partes y otras para «dibujar» el asa lo de la parte superior para abrir la tapa (no sé cómo llamarlo). Para rellenar, como es un color sólido, he usado la herramienta «Bote de pintura» (G) para lo cual solo tengo que ir con ella hacia las zonas seleccionadas y hacer un clic con el botón izquierdo para que se rellene toda la zona con el color seleccionado (un gris oscuro):

Por último, para volver a jugar un poco con los pinceles haré el humo. Primero hago una selección (que sobresalga más por la parte superior de lo que quiero cubrir) y buscamos un pincel con un tamaño relativamente grande para aplicar una textura. Sin llegar hasta arriba para que se vean los límites de la pincelada (por eso hago que la selección se salga por arriba):

Oscurezco la parte inferior pasando la «Herramienta Subexponer» (O) solo por la parte de abajo de la selección:

Y ya por último (de verdad que ya acabo) elijo un pincel de esos de salpicaduras, grande, selecciono un color blanco y le doy así un par de pinceladas a modo de dripping cual Jackson Pollock (pero sin tirar el ordenador al suelo, por favor).

No conviene abusar de estos efectos porque al final solo vemos efectos y nuestra misión es diseñar una cafetera, que no se nos olvide nunca el objetivo principal de nuestro trabajo.

Vale, pues ya si que he acabado. Pongo la válvula, que se me había olvidado y me voy a tomar un café.