• No hay productos en el carrito.

Blanca nieve

Una vez durante unas prácticas una profesora me pidió que cuidara su clase de dibujo donde sus alumnos se afanaban en la ardua tarea de realizar un dibujo libre sobre el invierno. Sólo se podía utilizar el lápiz y con él realizar el paisaje a gusto del alumno. Mientras vigilaba la buena marcha de cuarenta cabecitas inclinadas sobre el papel iba observando dibujos llenos de muñecos de nieve, arbolitos, paisajes navideños algunos profusos en detalles y otros más sencillos y recuerdo uno en concreto que era el colmo del minimalismo. Se trataba de un paisaje o por lo menos algo así se entreveía porque apenas había nada en él. El aburrimiento y las ganas por acabar se hacían patentes y cuando traté de animar a esta alumna a añadir algo más en la hora de clase que aún quedaba por delante y de “emborronar” sin miedo un poco más el papel en blanco me contestó con argumento irrefutable: “es que la nieve es blanca”.

Y tan blanca. Así que ¿Cómo dar volumen al blanco de la nieve si todo es blanco? ¿Cuántos tonos de blanco hay? Azulados, grisáceos, violáceos, la nieve recién caída es blanca pero se puede ensuciar y volver parda, amarillenta, ocre. Existen las sombras de los objetos y las del volumen que genera la propia nieve. Si trabajamos en color parece más fácil y en blanco y negro se pueden producir contrastes directos o gradaciones de grises. En el arte y en la ilustración hay preciosas y espectaculares estampas nevadas y resulta muy acorde con esta estación repasar algunos de las que para mí son especialmente destacables.

La estampa japonesa tiene ejemplos delicados y muy característicos lo que me lleva a ponerla como ejemplo en primer lugar. Aquí tenemos “Nieve en el puente Akabane”:

Nieve en el puente de Akabane, en Shiba (Shiba Akabane no yuki). Hiroshige, Utagawa (Copia). 1832 – 1838; Siglo XX. Técnica: Entalladura [madera a la fibra] sobre Papel japonés. Foto: Museo del Prado.

Está realizada mediante la técnica de múltiple impresión de tacos de madera a color conocida popularmente como Nishiki-e por sus efectos de viva policromía. Las estampas japonesas tienen una impresionante paleta de colores, los artistas que se especializaban en grabado en madera trataban de lograr perspectivas realistas pero estaban menos preocupados por la profundidad y la dimensionalidad. Preferían formas fuertes, diseños gráficos y líneas marcadas. Los contornos se vuelven gruesos y obvios lo que le confiere su estética tan característica.

La influencia de la estampa japonesa es patente en la ilustración actual y hay un autor que para mí es especialmente querido: Yan Nacimbene. Este autor lamentablemente fallecido en 2013 tiene una obra llena de líneas perfectas que os invito a conocer si es que no lo conocéis ya porque no os decepcionará. Su trabajo es la maestría encarnada en acuarela y tinta. Es un auténtico experto. Es uno de esos autores que nunca te cansas de ver. Sus imágenes son limpias, directas, vacías de distracciones. El dibujo es preciso, la línea impecable. En esta ilustración realizada en acuarela y tinta observamos las montañas cubiertas de un manto blanco donde sólo los árboles y la carretera rompen el blanco de la nieve. La nieve no es blanca sino gris azulado pues las montañas generan sombras y sólo es blanca en las zonas en las que el sol las ilumina. Un coche rojo con las luces encendidas ilumina la carretera un una leve diagonal que da sensación de movimiento.

La siguiente imagen es otro ejemplo de pulcritud. La variación de grises, blancos azulados, blancos puros es de un equilibrio exquisito sólo roto por el árbol del primer plano y un camino que se aleja y nos da paso a la profundidad de la escena hasta la montaña del fondo.

Otro maestro entre maestros es el polaco Józef Wilkoń. En esta preciosa estampa observamos la nieve sobre un fondo oscuro en el que destacan los copos de nieve. El terreno totalmente nevado tiene ondulaciones y cambios de matiz que se bordean con líneas blancas y suaves degradados para que pueda verse el volumen. Los árboles apenas son trazos de blanco puro y no necesita nada más para hacernos fijar la mirada en ellos. El lobito destaca fuertemente con dolores pardos mientras sostiene con ternura un conejito al que protege del temporal.


Józef Wilkoń (Polonia, 1930). The Story of the Kind Wolf de Peter Nickl, 1982.

Si cambiamos a un diseño digital tenemos a otro gran autor que es Ryo Takemasa que reduce su obra a formas potentes geométricas y logra así paisajes extraordinarios con su sello tan personal. Aquí tenemos un cielo amarillo y un campo completamente nevado. Realiza la perspectiva sirviéndose de las líneas de un campo de cultivo señaladas en color azul y así entendemos los blancos de la nieve. Un pequeño personaje que se aleja en diagonal lleva la dirección de la mirada. Las montañas y árboles añaden un horizonte, pero son las líneas del campo las que nos indican este paisaje y por supuesto la lejanía del camino que aún le queda por recorrer al caminante.

Aún podemos sintetizar más la nieve a un blanco completamente plano y esto nos lo demuestra Emily Vast en su libro «Neige, le blanc et les couleurs». Tenemos un fondo gris en el cielo para contrastar con el suelo blanco plano que sabemos que es nieve primero por el color y segundo porque sobre ella que se han ido posando las huellitas de las patas del pájaro.

Emily Vast, Neige, le blanc et les couleurs, Edciiones MeMo. 2011. Foto: Éditions MeMo

Poco a poco vamos reduciendo la información de la imagen hasta llevarla al blanco y negro. Investigando he encontrado a un autor que desconocía y que me ha maravillado la potencia de sus ilustraciones. Se trata de Charles Livingston Bull que entre otras obras realizó esta ilustración para el poema «The New-England Boy’s Song about Thanksgiving Day” de Lydia Maria Child. La nieve se distingue gracias al volumen que crea sobre la barandilla del puente y obviamente sobre el suelo que está cubierto de huellas del caballo y del carro. Las formas están fuertemente marcadas con bordes oscuros. La imagen siguiente corresponde al libro «The Watchers of the Trail, a book of animal life». La nieve apenas tiene unas pocas huellas y se reconoce por su contraste con los tonos oscuros de los animales, árboles y cielo.

En el ámbito de la litografía encontramos a Grant Wood, conocido pintor que empleó toda clase de técnicas: tinta, carboncillo, cerámica, metal o madera. Es un pintor muy representativo del movimiento estadounidense del Regionalismo que se localizó sobre todo en el Medio Oeste. Este autor realizó algunas de las escenas más bonitas de paisajes nevados. Vemos de nuevo que el blanco de la nieve debe contrastar con algo en este caso el cielo y las cabañas. El contraste es muy fuerte, muy patente, se nota la textura de los materiales.

La nieve es un fenómeno meteorológico que puede crear escenas espectaculares, es por esta razón que la naturaleza y sus habitantes peludos o emplumados son sus protagonistas. Siguiendo la ilustración de escenas sobre la vida salvaje tenemos a otro autor que me ha cautivado como es Paul Branson. Para cualquier amante de la naturaleza es un autor de referencia, sus ilustraciones sobre la vida salvaje son absolutamente espectaculares.

Vamos a observar esta escena con calma. A parte de la nobleza con la que están retratados los lobos y que generan el contraste, podemos intuir que la nieve está blanda, reciente y es muy pesada. Con apenas unas ramas en primer plano, y unas sutiles huellas que deja el lobo al arrastrarse nos lleva la vista hasta el horizonte y así construye una escena profunda, con mucha lejanía donde apenas hay matices en los blancos de la nieve. Al fondo esboza los árboles cargados de nieve, el cielo apenas se diferencia de la montaña de no ser por una línea que marca el contorno de los picos montañosos. Parece hecho sin esfuerzo y sin embargo, el autor logra una escena asombrosa donde a pesar de que apenas hay matizaciones o gradaciones como hemos visto en imágenes anteriores marca, por un lado, la dureza de un clima muy hostil y, por otro, la majestuosidad del profundo, profundo blanco de la nieve.

BIBLIOGRAFÍA Y WEBGRAFÍA

BRANSON, P.: Wikipedia / Paul Branson Books Illustrations / Paul Branson Magazine Illustrations

LIVINGSTON BULL, Ch.: Wikipedia

MUSEO DEL PRADO: Página web oficial

NASCIMBENE, J.: https://www.behance.net/YanNascimbene

PROJECT GUTENBERG: Página oficial

TAKEMASA, R.: Behance

VAST, E.: Emilievast.com

WILKON, J.: Wikipedia

WOOD, G.: Wikipedia / Surovek Gallery

20 enero, 2021

0 responses on "Blanca nieve"

Leave a Message